El fiel, amable y acogedor amigo Flash

Por Quique Sentís - Si, sin dudarlo, el Flash Flash es como esos amigos de la juventud (cuando se inauguró yo tenía 14 años) que nunca fallan. Puede que pases temporadas que los veas mucho y otras que los veas poco, pero en cada reencuentro tienes la sensación de que el tiempo se detiene y que la amistad que te une continua viva.

El Flash es fiel porque no engaña: sabes la carta que te ofrecerá y la comida, con pocas excepciones, es la que tu ofrecerías en casa para tu familia o amigos. Si esperas eso nunca te decepciona.

El Flash es amable porque el maître, los camareros y camareras están atentos y se interesan por ti, pero también porque cuando comes en él te provoca buen humor. Y el buen humor se contagia entre los comensales y la comida, como si quisiera participar de ello, es más sabrosa y apetecible.

Continue reading